El Presidente, Alberto Fernández, anunció esta tarde desde la Casas Rosada que el Gobierno, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, intervendrá la empresa agropecuaria Vicentín y remitirá al Congreso un proyecto de ley para su expropiación. 

“Es un grupo de gran trascendencia y que, de un tiempo a esta parte, ha experimentado una enorme crisis generada por una crisis financiera en donde el Estado nacional es su principal acreedor a través del Banco Nación”, declaró esta tarde el mandatario argentino, en una conferencia de prensa. 

La compañía, una de las principales exportadoras del país, se encuentra actualmente en un concurso preventivo de acreedores, por lo que mañana el Gobierno se presentará al concurso para hacerse cargo de la intervención. 

“A función de eso hemos dispuesto una serie de medidas, que tienen el propósito de rescatar a una empresa líder. La intervención no es únicamente con el propósito de que siga funcionando, sino que sus trabajadores tengan la tranquilidad de continuar en sus trabajos y, fundamental, que sus 2.600 pequeños productores puedan seguir contando con una empresa a quién venderle lo que ellos producen y que la Argentina pueda seguir manteniendo en pie a una operadora de esta envergadura”, destacó Fernández. 

Y agregó: “Queremos rescatarla en favor de la economía argentina y de una parte de la economía que, para nosotros, tiene una particular relevancia, que es el mercado de granos y cereales, que son un activo muy importante para la economía Argentina, por todo lo que exporta”. 

“Que el Estado cuente con una empresa testigo en el sector es algo muy importante”, expresó, y consideró que la medida es “estratégica” y que “favorece a la Argentina para lograr la soberanía alimentaria”.

Por su parte, Kulfas también destacó la importancia de “tener una empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios”.

El proyecto de ley busca declarar a Vicentín de utilidad pública y sujeta a expropiación para que pase a formar parte de un fondo fiduciario que administrará YPF Agro, con lo que se replicará el modelo de gestión mixta. YPF Agro es una compañía de la petrolera nacional que comercializa semillas, productos para la protección y nutrición de cultivos, además de silo bolsas y lubricantes.

El interventor designado por el Estado Nacional es Gabriel Delgado, que fue secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca entre 2013 y 2015, es doctor en Finanzas de la Universidad del CEMA y economista del INTA.

Más allá de la intervención, el proceso de convocatoria de acreedores que tramita en el Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial de la Segunda Nominación de Reconquista seguirá su cauce normal. Y se pondrá a disposición de la Justicia toda la información para que se lleve adelante la investigación sobre el proceso de vaciamiento al que fue sometida la empresa.

Vicentín, líder en la producción de alimentos, entró en convocatoria de acreedores luego de que anunciara la cesación de pagos de su deuda a fines del 2019 como resultado de un proceso de vaciamiento. El principal acreedor de la empresa es el Banco Nación, que concentra el 80% de la deuda financiera.

La empresa cuenta con plantas de cereales y oleaginosas en las localidades santafesinas de Avellaneda, San Lorenzo y Ricardone, una división de producción de Biodiesel (Renova), otra textil que incluye desmotadora, hilandería y tejeduría, una planta de jugo concentrado de uva en San Juan, Vicentin Family Wines en Mendoza, además de acopio y exportación de Miel (Promiel), producción ganadera y sedes en Montevideo, San Pablo y Asunción.

Anuncio del Presidente Alberto Fernandez en Casa de Gobierno: https://youtu.be/xrRJ0hmMNos

Fuente: El Economista Diario